jeudi 24 septembre 2015

Memories A la recerca de l'ideal anarquista



"A lo que debo añadir que, a pesar de todo, no era mas asiduo debido a la distancia de mi domicilio en Millery* al local social de Villeurbanne*..De no haber este inconveniente y pese a las divergencias con la mayoría de los de allí (a los que podía llamar "los míos", ya hemos dichos que dejaron de actuar en la Federación Local), por temperamento batallador, por una testarudez que no he llegado a superar, hubiera continuado lidiando allí contra corriente y hostilidad de algunos, pues dentro de todo, aunque fuera a disgusto de alguien, varias fueron las veces que fui propuesto para secretario y no acepté por la distancia. También la experiencia demuestra que al fin (aunque ya no se recupere lo perdido) una conducta y una personalidad acaban por abrirse paso e imponerse moralmente. Fontaura así como los de la Barraca (o sea los que con mas saña habían combatido al Ateneo), volvieron a acercarse a el e incluso a colaborar. Claro que los hubo que por vergüenza continuaron ignorando, pero que a ello se limitaron al faltarles elementos para combatirlo, como hicieron en sus inicios. Claro que no todo tenia que ser disgustados y enrabiadas. Teníamos nuestras alegrías y pequeñas satisfacciones y algunas duraderas como las vividas en los días de mayo de 1968 (...)

Ya mas ligero en el aspecto económico y sin tierras, sin mas compromisos orgánicos que la de asistir a alguna asamblea y la limitada al Ateneo Cervantes, que consistían en asistir mensualmente a la reunión de la junta y a tomar notas en las conferencias para resumirlas en el Boletín, ya me restaba algún tiempo para leer. La lectura por una parte y la reflexión por otra me hicieron ver a las clara que, si bien la historia esta escrita generalmente por amanuenses y por lo tanto las mas de las veces adulterada, se adolecía de otro defecto en lo que concernía al Movimiento Libertario, cuya historia estaba por escribir, ya que lo escrito por Anselmo Lorenzo, Manuel Buenacasa, Jose Peirats, Abad de Santillan, Gomez Casas y algún otro no eran mas que compendios que solamente generalizaban los episodios nacionales con sus hechos y sus figuras. Lo que de cierta manera, sin que se desdibujara el continente histórico, dejaba bastante vació de contenido la realidad del desarrollo y aportación de gestas y hombres de los que, para que la historia fuera tal, se tenia que dejar constancia... Tanto por modestia y formación del militante, al que lo que le interesaba y estaba abocado era a hacer historia, es decir, plasmar que los hechos son machos, sin pensar ni preocuparles que aquello quedara escrito. Error  garrafal del que apercibí con muchos años de retraso, partiendo de que la historia de la CNT no puede tener los mismos enfoques que los de un partido político, por la simple razón  de que tanto por su estructura y cometido, como por el desarrollo en la materialización de los hechos, parte casi en exclusiva de la base militante, no de los lideres y capitostes como en otros lugares. Por lo tanto, vista por una parte esa alergia a escribir la historia, poca o ninguna cosa constaba para que los historiadores pudieran hilvanar un contenido proporcional a su volumen... Pensé entonces, lamentado no haberlo hecho 20 años antes, que la historia de la CNT y del Movimiento Libertario solo podía ser un hecho partiendo de la historia y monográficas locales. Ello me llevo a ocuparme y preocuparme de recuperar lo recuperable (muchos militantes ya habían muerto) siendo mi intención la de constituir  un fondo de archivo y documentación y que, una vez caído el franquismo, una persona o comisión se encargaría de clasificar y editar la contribución histórica de Manresa y comara... Publiqué notas en la prensa exiliada y escribí cantidad de cartas a los militantes de la comarca, con respuestas diversas de todos los gustos por parte de unos, la callada por respuesta de otros.. Les hacia resaltar en la correspondencia el móvil de mi insistencia, que si se quería dejar constancia del aporte de la CNT en las luchas sociales, si no lo hacíamos nosotros nadie lo haría...La mayoría de los que contestaron acogían con simpatía la idea, pero los unos por falta de pluma, otros por faltos de memoria, poco a nada podían decir (...). 

El  caso es que el aporte quedo limitado a la colaboración de Pedro Cano, Enrique Grau, Jose Barber, y Guillermo Codina, de Manresa; Juan Buchacas, de Sallent, Bartolomé Hernandez de Súria y Serrano de Monistrol... Aportaciones que las mas de las veces eran autobiográficas, pero aprovechables y aprovechadas en los que se pudo... Y con esto medios a bordo, aprovechando lo poco que había escrito y recurriendo a los recuerdos, fui llenando folios que si bien se podían recapitular en algún folleto o monografia breve, eran harto deficientes ya que solo podía prefigurar, e incompletamente una parte de las luchas sociales del periodo republicano. ¡Pero quien hace lo que puede...! En la Biblioteca Popular de Manresa esta depositado el borrador, la correspondencia cruzada y también la colaboración recibida. Falto de material para proseguir la investigación histórica y la traducción en la Enciclopedia anarquista (de la que hablaremos), quedo esta tarea en el cajón y fue reemprendida en España en 1977...
Pedro Flores Memories a la recerca de l'ideal anarquista
paginas 371-372-373
Desde mi libro y biblioteca personale
(C) toute reproduction ou "copiage" est interdite

Donc les personnes, qui sont tous des mineurs de Berga, Sallent,  Manresa qui ont aidé Pedro Flores pour ses livres sont :
 (j'avais déjà mis une copie des courriers, dans ce blog entre Pedro Flores et Federica Montseny concernant les archives du haut du llobregat)

Pedro Cano, Enrique Grau, Jose Barber, y Guillermo Codina, de Manresa; Juan Buchacas, de Sallent, Bartolomé Hernandez de Súria y Serrano de Monistrol...



mercredi 23 septembre 2015

Poesia Inuits Canada

Foto : inuits Canada


Esta noche Tundra 
Escucho su silencio 
Ruido de pasos 
Ritmo del corazón 
Sonido de tambores 
El eco canturrea una encantación
Papakassiku lo escucha 
Y envía a su hijo Caribú 
A alimentar mi cuerpo fatigado 
Calzar mis pies usados 
Yo extiendo sobre la nieve su cuero de piel 
Para dormirme 
Mis sueños alcanzan las estrellas 
La Tundra me susurra 
Mírate ahí
Joséphine Bacon (Canadá, Nación Innu)
De Un té en la tundra / Nipishapui nete mushuat, 2013
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Yo no sé cantar 
Sin embargo, en mi cabeza 
Un aire me llama 
La verde Tundra 
Mi cuerpo se apoya 
Sobre una presencia 
Invisible 
La ciudad donde yo vago 
Y la esperanza de que tú me acojas 
Puesto que yo soy 
Joséphine Bacon (Canadá, Nación Innu)
De Un té en la tundra / Nipishapui nete mushuat, 2013
---------------------------------------------------------------------------------------------------


ESQUIMALES DE THULE




HAMBRE

Tú, extranjero, que sólo nos ves felices y LIBRES de preocupa-
[ciones
Si supieras los horrores que a menudo debemos atravesar
Entenderías nuestro amor por la comida, el canto y el baile
No hay uno solo entre nosotros
Que no haya atravesado un invierno de mala cacería
Cuando muchas personas perecieron de hambre.
Nunca nos sorprende enterarnos
De que alguien ha muerto de hambre- estamos acostumbrados
[a eso.
Y no se debe culparlos: la enfermedad viene,
O el mal tiempo arruina la cacería,
Como cuando una tormenta de nieve tapa los respiraderos.


Una vez vi colgarse a un anciano sabio
Porque se estaba muriendo de hambre
Y prefería morir a su propia manera.
Pero antes de morir se llenó la boca con huesos de foca,
Porque así se aseguraba obtener suficiente carne
En la tierra de los muertos.

Una vez durante una hambruna de invierno
Una mujer dio a luz a una criatura
Mientras los otros yacían a su alrededor muriendo de hambre.
¿Qué podía esperar ese bebé de la vida en este mundo?
¿Y cómo podía vivir cuando su propia madre
Estaba ya resecándose de hambre?
Así que lo estranguló y lo dejó congelarse.
Y luego se lo comió para seguir viva-
Después se cazó una foca y la hambruna pasó,
De modo que la madre sobrevivió.
Pero desde entonces quedó paralizada
Porque se había comido una parte de sí misma.

Esto es lo que puede pasarle a la gente.
Nos ha pasado a nosotros mismos
Y sabemos a qué podemos llegar, así que no los juzgamos.

¿Y cómo podría cualquiera que esté saciado y se sienta bien
entender la locura del hambre?
Solo sabemos que todos ansiamos tanto vivir!

CANTOS - POEMAS ESQUIMALES