lundi 6 avril 2015

Grupo artístico TIERRA Y LIBERTAD en el Exilio Francia VENISSIEUX

Fontaura es Vincente GALINDO CORTES


En la primera parte del festival el grupo artístico Tierra y Libertad de Lyon puso en escena la pieza cómica en un acto El bigote. En la segunda y tercera partes destacaron las intervenciones de la bailarina Lilí Sarto, del Niño Moreno con su guitarra, del compañero Flores recitando la «Balada de los heridos» de Gregorio Oliván, del compañero Conesa («que a justo título apodan el 'rey de la risa'») con sus parodias de María de la O y Ana María la Fea, del tenor Juan Padro

En 1951 Fontaura señalaba el hecho de que, llevados de la costumbre un tanto rutinaria, «se echa mano de cualquier obra representable, sin pararnos a considerar el que responda o no con nuestra finalidad de libertarios. Obedece a que olvidamos que 'nuestro teatro' deber ser 'teatro social'»822. En la misma línea y con motivo de la inauguración de la temporada teatral 1950-51 con la representación por el grupo Iberia del juguete cómico La casa de los milagros, en la sala Fernand-Pelloutier, «abarrotada de público»; un «espectador de 4ª fila» recomendaba a la dirección del grupo que escogiera «con más atención las obras que pone en escena, ya que si bien no existe un teatro específicamente libertario, no hemos de conformarnos a ver en nuestra propia casa sainetes que hagan ver con simpatía a dos vagos que se vuelven creyentes por un azar valorado en dos duros»823.

En 1956 y 1957 se publicaron en Solidaridad Obrera y CNT una serie de artículos en los que se polemizaba sobre la situación del teatro y de los grupos de aficionados. Eran sus autores J. Cánovas (Bobini), Laureano d'Ore, «Mingo», Albano Rosell, Amado Martínez, J. Padrós y Aquilino Gainzarain. Todos coincidían en el alejamiento de los grupos artísticos de ese modo de hacer teatro característicamente libertario, pero argüían distintas causas y, mientras unos trataban de explicarlo como algo a lo que se habían visto abocados los propios grupos ante las exigencias del público y la necesidad de recaudar dinero para fines solidarios, otros criticaban la dejación de esos mismos grupos que, con su postura, contribuían a desvirtuar lo que debía ser para ellos el teatro. En suma, una polémica que ponía en evidencia el hecho de que «los tiempos habían cambiado», pues por mucho que lamentaran la postergación de obras de «teatro social», lo cierto es que el público confraternizaba, —460→ se divertía y aplaudía festivales de «variétés» como el que tenía lugar en marzo de 1958 en la «espaciosa» sala de fiestas de Saint-Fons, organizado por la CNT y las Juventudes Libertarias de Saint-Priest, «a beneficio de SIA y Pro-España oprimida». Entre el público había gentes de la «emigración social española» que, con su presencia, daban muestras de solidaridad.

En la primera parte del festival el grupo artístico Tierra y Libertad de Lyon puso en escena la pieza cómica en un acto El bigote. En la segunda y tercera partes destacaron las intervenciones de la bailarina Lilí Sarto, del Niño Moreno con su guitarra, del compañero Flores recitando la «Balada de los heridos» de Gregorio Oliván, del compañero Conesa («que a justo título apodan el 'rey de la risa'») con sus parodias de María de la O y Ana María la Fea, del tenor Juan Padro...: «Finalmente merecen una mención especial los geniales Estrellita de España y su primito, 'bailadores de tronío', de seis y siete años de edad, con sus insuperables y acertadas interpretaciones de las zambras 'El gitano Señorón' y 'La Tani', que fueron la nota más simpática del conjunto y los que hicieron desbordar el entusiasmo y aplausos de la sala». Ese mismo día por la mañana se había pronunciado una conferencia sobre «Influjo y declive de las ideas sociales»824.