mardi 17 février 2015

Memoria del exilio

«¿Quién, oh, quién olvidará esas horas, ese espectáculo de las montañas llenas de gentes, que acampaban bajo los árboles, temblando de frío y de terror? Por miles se alineaban los autos y los camiones, en una fila ininterrumpida que iba desde Figueras hasta Cerbère y hasta el Perthus. 

¿Quién, oh, quién olvidará esas horas, el lloro de las criaturas bajo la lluvia, los gritos de las mujeres, las maldiciones de los hombres, el rumor siniestro de los aviones que volaban sobre nuestras cabezas?»

«Nos encaminamos hacia la línea fronteriza. ¡Qué espectáculo! Ante ella se amontonaban ya -muchos habían pasado la noche a la intemperie, bajo la lluvia helada que no paraba de caer- por centenares las personas. Había grandes grupos de heridos, con los brazos en cabestrillo, con las piernas estiradas, tendidos en el suelo, empapados. Había colonias de niños, desembarcados de camiones, miedosos y mojados, cogiéndose unos a otros de las manos. Había mujeres que acarreaban sobre sus cabezas cestas llenas de ropa mojada, con cuatro o cinco criaturas llorosas cogidas a sus faldas. Había toda la miseria y la desesperación imaginables y las que no pueden imaginarse»
Federica Montseny

Via : www.biblioteca.org.ar/libros

dimanche 8 février 2015

BARTOLOME FLORES CANO



Bartolomé Flores Cano: Una vida de lucha, resistencia y solidaridad

BARTOLOME FLORES CANO nació en Mojácar (Andalucía) el 4 de abril de 1907 y murió el 10 de febrero 1990. Hijo deMelchora Cano, nacida en Mojácar 30 de junio 1884 y que murió de disentería por falta de atención en julio de 1941 a la edad de 58 en el campo de Rivesaltes y de Bartolomé Flores López, militante socialista y Teniente de alcalde de Mojácar que murió en 1948 como resultado de la tortura en las celdas franquistas.


Bartolomé Flores Cano desde los 12 años de edad comenzó a trabajar en Francia, en las minas, canteras y obras de construcción del ferrocarril en Bretaña, París, Marsella. Después de la proclamación de la II República regresó a España.

Bartolomé Flores Cano residía en Olesat de Montserrat a donde se casó el 12/12/31 trabajó desde 1932 hasta 1935 como minero en Figols, Asturias, cuando, tras la muerte de un trabajador en una explosión de gas, fue el responsable con Pedro Cano nacido en Mojácar (Almería) y Pedro Guerra nacido en Granada, de concienciar a los compañeros, lo que provocó una huelga que duró dos semanas y durante la cual se reuniría con Buenaventura Durruti. A partir de 1935 vivió en Manresa y era minero en las minas de Sallent con Pedro Guerra anarquista minero quien lo hizo entrar en la masonería en 1935..En 1935 fueron en su casa de Manresa al puente Villomara Federica Montseny con Durruti.

Durante la Guerra Civil fue miliciano de la columna Tierra y Libertad en el frente de Aragón, con su primo Pedro Cano y Pedro Guerra y se escapó gracias a Joan Garcia Oliver de las ejecuciones sumarias llevadas a cabo por los estalinistas. Pedro Cano fue asesinado en las celdas de Olesat de Montserrat en 1939. 

El 22 de enero 1939, en los últimos combates en el frente del Segre, Bartolomé Flores Cano, soldado en el XI Batallón de Infantería, fue herido en Sanahuja (Lleida) por un obús. Hospitalizado en Berga, Olot y Camprodon, fue evacuado por Pedro Guerra durante la Retirada y admitido en un hospital de Montpellier. En abril le fue amputado en Marsella el brazo izquierdo.

Posteriormente sería internado en el campo de Argelès a la Barcarès y a continuación en Rivesaltes. En junio de 1941 fue inscrito en una compañía de trabajadores extranjeros para ir a perforar un túnel en la colina Croix-Rousse en Lyon.

Es gracias a un compañero, Andrés Alonso Gómez que pudo salir de allí. Para sacarlo del campo, trabajaba en el lugar de Bartolomé Flores que por aquella época pesaba apenas 37 kg y medía 1m80, por lo que podemos considerar que le salvó la vida.

Bartolomé y su esposa Juana Flores (nacida en Mojácar el 12 de octubre 1913) comenzaron a vivir entonces en Vaise, 34 Avenue Joannes Masset (Lyon 9), donde organizó una "verdadera corte de los milagros" donde todos los días ayudaba a decenas de refugiados, ofreciéndoles comida y colchón.

Sin embargo, durante la ocupación nazi Bartolomé Flores Cano se percató que el propietario de un inmueble, después de estar alquilando apartamentos a judíos, los denunció a la Gestapo. Bartolomé logró evitar que una de las familias judías fuera ejecutada, al ocultarlos en el túnel de Croix-Rousse, pudiendo ofrecerles un salvoconducto y siendo entregados a la Resistencia.

También participó con Andrés Alonso en la Resistencia en el barrio de la Croix-Rousse y Vaise. Particularmente proveía de dinamita de su trabajo a la Resistencia y tuvo que esconder durante varias noches a miembros de la Resistencia en su casa, la cual fue registrada hasta tres veces por la policía alemana que no encontró nada.

Por otro lado, realizó misiones de enlace con compañeros de Toulouse y en septiembre de 1944 participó en las batallas de la liberación en Lyon. A su llegada a la Plaza Valmy, en Vaise, las tropas del general De Lattre, que habían desembarcado en Provenza en agosto, Bartolomé Flores acogió a una docena de estos soldados en su hogar de la "Corte de los Milagros". Termino su carrera siendo reconocido mutilado de guerra a 82 % en las fábricas Emile Morin en Vaise Lyon.

Bartolomé Flores Cano continuó su militancia después de la Segunda Guerra Mundial en la FL-CNT de Lyon, donde defendió el anarquismo clásico y iba durante su semana de vacaciones en la Finca Aymare en el Lot para ayudar mutilados como el y en Paris con Paulino Malsand. Bartolomé Flores, al que Federica Montseny, le gustaba llamar mi Lyonnais murió en San Boi de Llobregat (Barcelona) el 10 de febrero de 1990.
 (C) Corinne Flores 




Pedro Flores Martínez "El malagueño"

Pedro Flores Martínez (Córdoba (Argentina), 7 de mayo de 1915 – Coulanges-las Nevers, Francia, 2001) fue un militante anarquista muy vinculado en Manresa.

Cuando tenía 10 años, su familia originaria almeriense se estableció en Manresa donde empezó a trabajar en el textil y después a la Pirelli.

Anarquista convencido, hombre de acción y luchador antifascista en el sentido literal de la palabra, Pedro Flores se afilió a la CNT el 1931, y creó, el 1934, las Juventudes Libertarias de Manresa. Se alistó voluntario a la columna anarquista "Roja y Negra", después "Tierra y Libertad" al inicio de la Guerra Civil, y luchó a los frentes de Madrid, Cuenca, Terol, Huesca y Segre. Fue comisario de batallón por elección de sus compañeros.

Acabada la guerra fue internado a los campos de refugiados franceses, de donde huyó, y participó tanto en el maquis francés contra las tropas alemanas en la Segunda Guerra Mundial, como en el maquis español contra el franquismo. Vivió exiliado en Francia donde fue secretario de la Federación Local de la CNT de Oullins y del Ateneo Cervantes de Lyon. El 1976, ya jubilado, se retiró a Àguilas (Murcia) donde escribió buena parte de sus obras històrico-literarias. Posteriormente hacéis pequeñas estancias en Manresa y, finalmente, murió a Coulanges-las-Nevers (Francia) el 25 de diciembre de 2001.

Su preocupación al dejar testigo escrito de algunos hechos políticos y sociales -especialmente relacionados con el movimiento obrero- y su interés por la historia de Manresa lo trajeron a publicar una biografía de Ramon Vila Capdevila"Caracremada" y las obras Las luchas sociales en el Alto Llobregat y Cardoner, Tipos manresanos y Tipos manresanos II. Pero también ha dejado centenares de hojas mecanografiadas sobre temas muy diversos, muchos de ellos relacionados con Manresa, y algunas obras literarias. Se puede decir que estuvo escribiendo casi hasta el final de sus días. Toda esta documentación la fue depositando progresivamente a la biblioteca del Casino de Manresa, donde se puede consultar.
La búsqueda del ideal anarquista


Obras anteriores como Las luchas sociales en el Alto Llobregat y Cardoner (1981), Tipos manresanos I (1994) y Tipos manresanos II (1995) ya forman parte de la bibliografía histórica manresana. Con un estilo muy personal, y con un bagaje intelectual plenamente autodidacta e idealista, siempre tuvo interés en dar a conocer su visión de los hechos que vivió intensamente, como también la opinión que le merecieron. Todo ello hace que cualquier investigador que quiera estudiar esa época deba repasar los escritos de Flores, aunque no comulgue con su particular manera de ver los hechos y los personajes.

Pedro Flores escribió sus memorias entre los años 1982 y 1984 cuando vivía retirado en Águilas (Murcia). Son escritas en lengua castellana, en un estilo llano. Con ellas quería revivir su vida. El lector podrá ver la trayectoria personal de un trabajador inmigrante que se formó en las luchas sociales de la Manresa industrial de los años republicanos.

Su vida estuvo estrechamente ligada al movimiento anarcosindicalista y al núcleo de compañeros afines. A través de sus páginas se van desgranando las vivencias de la revolución y de los frentes de guerra, de la retirada y los campos de concentración franceses, la lucha de los maquis, también la dureza de la vida del exilio en Lyon, las divisiones entre los mismos exiliados y finalmente su regreso una vez caída la dictadura. Flores nos explica los hechos pero también quiere explicar sus causas, aquello que movía sus protagonistas.


FLORES, Pedro: Memòries. A la recerca de l’ideal anarquista, col·lecció «Memòria» núm. 8, ed. Centre d’Estudis del Bages i Arxiu Històric Comarcal de Manresa, Manresa, 2003, 378 pàgs. (13 x 21 cm), il·lustrat.
Fuentes:http://es.wikilingue.com/ca/Pedro_Flores_Mart%C3%ADnez
http://historiesmanresanes.blogspot.com/2010/01/memories-de-pedro-flores.html
Infos par Corinne Flores..comme sa date de naissance et décès c'est mon travail J'ai eu les infos par sa Fondation, dans son livre 



L’ESPOIR est une fontaine d’ eau inépuisable claire et pure pour ceux qui la transmette depuis la source de la connaissance et en sont porteurs


L’ESPOIR est une lumière, la lampe des mineurs, qui brille dans l’obscurité


L’ESPOIR est un vent un temps qui ne peut se toucher qui nous frole qui nous porte vers la route de Jean Moulin et le chemin de la Liberté


L’ESPOIR est une terre, nos racines, la terre et l’arbre, l’aieul et nous sommes les branches Certaines branches peuvent ne pas être bonnes et d’autres peuvent mourir mais pas l’arbre qui est solide, l’espoir demeure, car il était L’ESPOIR TERRE ET LIBERTÉ
Corinne Flores 







jeudi 5 février 2015

Don BARTOLOME FLORES LOPEZ



Mi bisabuelo Don Bartolome FLORES LOPEZ Alcalde socialista torturado y asesinado en Mojacar ALMERIA esta mencionado en este libro con su condena en la pagina 756..

Mon arrière grand père Maire socialiste de Mojacar Almeria torturé et assassiné est mentionné dans le livre a la page 756